Pensar una hache es un proceso de investigación situada y reflexión compartida en torno a la democracia cultural a partir de nuestra experiencia práctica. Seis años después de involucrarnos en el proceso participativo para la gestión comunitaria de Harinera ZGZ, el colectivo de vecinas, maestras, estudiantes, arquitectas, músicas, bailarinas, diseñadoras, etc. que acudimos a aquella llamada nos hemos convertido, de manera natural, en mediadoras entre institución pública y ciudadanía. En este recorrido hemos ido acumulando éxitos, pero también hemos aprendido que somos vulnerables y que convivimos con contradicciones y carencias comunes a otros proyectos de cultura comunitaria.

Alianzas para una democracia cultural

El 17 de septiembre del 2020, la Fundación Daniel y Nina Carasso publicó los proyectos seleccionados en su convocatoria «Alianzas para una democracia cultural 2020». Entre ellos figuraba Pensar una hache, un proyecto que firmábamos la asociación cultural Llámalo H, vinculada al Colectivo Llámalo H, y Zaragoza Cultural, Ayuntamiento de Zaragoza.

La protagonista indiscutible de Pensar una hache es Harinera ZGZ, un espacio de cultura comunitaria organizado a través de un modelo de gestión público-comunitaria, que nos une a ambas entidades y en el que descansa nuestra alianza.

Pero Harinera ZGZ la componemos muchas más personas, colectivos y entidades del entorno cercano. Muchas de las que, ya antes de que Harinera ZGZ abriera sus puertas, comenzábamos la aventura de involucrarnos en un proceso participativo para su puesta en marcha. Hablamos del año 2014.

Resultado: La Guía Pensar una hache

Hoy, 28 de mayo de 2022, presentamos los resultados de este proceso de investigación. La Guía: Pensar una hache, Aprendizajes y consejos para construir una iniciativa cultural y comunitaria.

Todo este jaleo de dos años ha sido el germen del documento que hoy presentamos. Os queremos hacer un breve resumen de lo que vais a encontrar en él a través de un vídeo.

Desde nuestro punto de vista, lo fundamental es que las prácticas de democracia cultural, de cultura comunitaria, se multipliquen. Que cada vez más gente sienta que puede, desde la comunidad, participar activamente en cultura. Este documento es una manera de, más allá del propio texto, poner aún más en evidencia que nuestra mano está tendida a cualquiera que quiera conocer nuestros entresijos para aprovechar nuestros aciertos y no caer en nuestros errores. Una puerta de entrada a nuestra experiencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s