Lo que sucederá en Harinera te sorprenderá

Harinera ZGZ presenta sus recetas de cultura comunitaria para disfrutar del primer cuatrimestre de 2022 de la mejor forma posible.

Tras celebrar en 2021 su quinto aniversario, convertida en espacio de referencia a nivel nacional e internacional y en uno de los espacios más dinámicos e innovadores de la ciudad, Harinera ZGZ continúa un año más su andadura con la presentación de su propuesta de actividades para el primer cuatrimestre de 2022. Una programación que -como es habitual en este espacio de cultura comunitaria del barrio de San José- vuelve a traer una variada oferta para todas las edades y perfiles, y que recorre disciplinas tan diversas como el teatro, el circo, las artes plásticas, la artesanía, la música, la autoconstrucción, el arte textil o la poesía visual, entre otras muchas. Todas ellas, recorridas por una misma idea: generar espacios de convivencia y disfrute en torno a la cultura desde los que recuperar colectivamente el sentido de comunidad.

La memoria y los oficios en peligro de extinción volverán a estar muy presentes en esta programación, con actividades en las que las participantes podrán aprender y practicar juntas el amasado del barro, el tejido del mimbre o a trabajar el cuero de la mano de colectivos como la Asociación Claracol, Cuericos o Las Bórax colectiva cerámica. Quienes deseen experimentar y expresarse a través del arte textil y el bordado también podrán hacerlo gracias a talleres como “Alma Propia” o el grupo estable “Diálogos de aguja”, dinamizados por el colectivo Mottainai ZGZ.

El teatro, el circo y la música con sabor comunitario seguirán llenando las tardes de Harinera de vida gracias al amplio surtido de actividades para infancia y adolescencia promovidas por la Orquesta Escuela y la Escuela de Circo Social, junto a los ya clásicos grupos de teatro comunitario de San José, abiertos a que cualquier persona de cualquier edad, con o sin experiencia, pueda participar. La posibilidad de conocer desde dentro los procesos creativos -otra de las constantes de Harinera- también tendrá su espacio, como en el ensayo abierto de “Flow my tears. Madrigales y canciones” de la soprano Ana Cristina V. Pimpinela y el grupo El Trovar: una ocasión única para descubrir cómo se prepara y trabaja un repertorio musical. Del mismo modo, el pensamiento colectivo y el diálogo tomarán forma a través de jornadas y actividades que girarán en torno a temas tan diversos como la utopía, la capacidad transformadora del arte, la memoria afectiva del barrio, la relación entre arte y diseño o el legado de Goya, entre otros. Especial protagonismo tendrán la reflexión y concienciación en torno a la violencia de género y el feminismo desde la práctica artística en propuestas como “¿Y si fueran ellas?», “Hilo al dato” o “Circo y género: la igualdad y los cuerpos”.

Continuando con su empeño en facilitar el acceso a la cultura de cualquier persona independientemente de sus condiciones personales o sociales, los próximos meses estarán protagonizados por numerosas actividades dirigidas a colectivos vulnerables, como el reconocido proyecto “Andar de Nones”, taller de artes plásticas para personas con diversidad psíquica organizado por TEAdir Aragón (y que el 2 de abril, coincidiendo con el Día Internacional del Autismo, nos invita a su ya habitual “Fiesta Impar”) o el proyecto “Raíces murales”, de Artebrije, gracias al cual jóvenes cuya lengua vehicular no es el español tendrán la oportunidad de expresarse y contar sus historias a través de la pintura mural. Propuestas como “Voz, cuerpo y emoción”, de Pimpiñaque; “Transmuebles”, en colaboración el Centro Sociolaboral de San José; “Ilústrame para la igualdad” de Bolboreta Press, o “El Guiso gráfico” -iniciativa en torno a la expresión gráfica en la que participan la Escuela Superior de Diseño de Aragón y los espacios culturales enLATAmus y La Cala de Chodes-, serán otros de los proyectos centrados en esta tarea, junto a diferentes iniciativas de reflexión y asesoría en torno a la accesibilidad dirigidas a ofrecer a los profesionales de la cultura herramientas para que sus proyectos sean inclusivos.

Los resultados de algunos de los programas desarrollados durante 2021 también serán parte de este programa de actividades. Las historias de las vecinas y vecinos del barrio recogidas durante los últimos meses por OVVNI -Objeto Vecinal Viajero No Identificado- se convertirán en una instalación colectiva que se podrá visitar durante todo el mes de enero. Y más allá de las puertas de Harinera, tres prototipos para la transformación creativa de espacios educativos diseñados durante el año pasado gracias a la iniciativa ArtED -Arte y educación-, promovido por Harinera en colaboración con los centros escolares del barrio, se materializarán con las intervenciones colectivas que se harán en los patios de tres centros educativos del barrio bajo la mediación de Recreando Estudio Creativo, Nacho Bertola y Teatro Bobó, y en cuyo impulso se están involucrando alumnado, padres y madres y profesorado.

Todas estas propuestas y muchas otras, con sus fechas y horarios, podrán encontrarse en la nueva edición del boletín de Harinera, que ya está disponible en Harinera y en diferentes centros culturales de la ciudad, y que se ha convertido en un codiciado objeto artístico coleccionable gracias a los quince estudios, diseñadores e ilustradores locales que desde 2017 se han hecho cargo de idear cada una de sus ediciones, dando muestra de su talento y creatividad. En esta ocasión la encargada de la versión ha sido la ilustradora zaragozana Laura Alloza, que con una propuesta llena de color y alegría ha querido reflejar el entusiasmo y la energía de la comunidad que hace posible este espacio de gestión compartida público-ciudadana. Quienes no tengan la oportunidad de acudir a recoger la edición impresa, podrán consultar su versión digital en la página web y en las redes sociales de Harinera ZGZ.

Y por supuesto, Harinera sigue siendo un espacio abierto a que cualquier persona, sin importar su experiencia, conocimientos, edad, condición u oficio, pueda unirse a la comunidad que participa en su gestión: una característica única en la que reside la sorprendente proyección exterior que ha alcanzado a pesar de su juventud este espacio cultural zaragozano, y que explica por qué el primer jueves de cada mes, a las 18:00 h., quien entra por las puertas de Harinera se encuentra con la gente del colectivo Llámalo H dándoles la bienvenida y compartiendo con ellos su experiencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s