2018, un año espectacular para Harinera ZGZ

La apertura de las dos nuevas plantas y de sus once residencias, el reconocimiento a nivel nacional e internacional o la concesión del premio TQC, entre los acontecimientos más destacados de un año que ha consolidado a Harinera como el proyecto de cultura comunitaria y gestión público-ciudadana de referencia a nivel nacional.

Las actividades singulares y la idea de mancharse las manos seguirán caracterizando la propuesta de actividades para los meses de enero, febrero, marzo y abril, abierta a todas las edades y perfiles.

Durante este cuatrimestre, el proyecto “El vuelo del ibis rojo” acercará hasta Harinera ZGZ a unos 300 alumnos y alumnas de 10 centros educativos del barrio de San José y sus alrededores, para trabajar en torno al arte comunitario, la observación de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.

Harinera ZGZ, el espacio de cultura comunitaria del barrio de San José, ha presentado su boletín de actividades para el primer cuatrimestre de 2019, aprovechando al mismo tiempo para dar a conocer su memoria de actividades de 2018 y hacer balance de lo acontecido durante su segundo año de vida.

En el nuevo boletín, diseñado en esta ocasión por Sara Monerri con el concepto “transformación” como leitmotiv, se incluyen las más de cincuenta actividades, talleres y proyectos de los que podremos disfrutar durante los próximos cuatro meses y que, como ya viene siendo habitual en este espacio creativo, abordan con planteamientos singulares disciplinas tan variadas como el arte textil, el circo, la música, la artesanía, la construcción colaborativa, la fotografía, el teatro, el audiovisual o la danza, entre otras muchas.

La música seguirá teniendo un protagonismo importante en este cuatrimestre, con los proyectos impulsados por Orquesta Escuela (“Té con pastas y músicos”, “Clásicos en Harina”, y las propias actividades de formación de la orquesta, que en esta ocasión a través del proyecto “Side by side” culminarán en la participación en el Encuentro Europeo de Orquestas Infantiles Sociales en Göteborg, Suecia), el programa de música comunitaria “Sonemos juntos”, o el nuevo “Coro experimental para Jóvenes Audaces”, dirigido por Gustavo Giménez, en el que experimentar con la voz nuevos lenguajes poéticos y performáticos.

Una de las apuestas de Harinera ZGZ desde su apertura es acercar la práctica cultural a la infancia y la adolescencia. Por eso, también las actividades infantiles estarán muy presentes durante los próximos meses: propuestas como “Los domingos jugamos en Harinera”, “Historia de un juguete viejo”, “Películas de papel”, “Cuéntole cuentos” o “Poegráficos” acercarán la poesía, el arte contemporáneo o el audiovisual a los más pequeños. En esa misma línea, y tras la fantástica acogida de “Arte y derechos humanos” en 2017 y “Aun aprendo” en 2018, durante los próximos meses se desarrollará el proyecto “El vuelo del Ibis rojo” -impulsado desde Harinera en colaboración con diez centros educativos de primaria y secundaria y once proyectos creativos-, para trabajar sobre arte y naturaleza con más de trescientos alumnos y alumnas del entorno más próximo al barrio de San José a través de la estampación, el land art, el teatro, la cerámica, el reciclaje creativo, el arte sonoro y la danza, y en el que en esta ocasión participarán varios estudiantes de la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, como parte de su investigación del Trabajo de Fin de Grado.

Las artes escénicas vendrán de la mano de los talleres de la Escuela de Circo Social (Escuela joven de circo acrobático, Iniciación al circo, Circo en familia), que además celebrará el día 23 de febrero “La fiesta del circo”, jornada abierta para cualquier persona interesada; así como con los ya habituales grupos de teatro comunitario dinamizados por La Imaquinaria, y por una nueva representación de “A Ciegas”, colaboración entre La Imaquinaria y Pares Sueltos en el que los participantes se sumergen en un viaje sensorial escénico. También en este apartado destaca la visita de Javier Martín, coreógrafo e investigador gallego que impartirá el laboratorio de artes vivas “Cuerpo y vibración” del 23 al 26 de enero, cerrando el último día con la presentación de la performance “metopio”.

Como siempre, la reflexión y el diálogo en torno a la cultura comunitaria y a los nuevos modelos de gestión y transformación de la ciudad tendrán su espacio en Harinera. Así, el 14 de febrero Paisaje Tranversal, oficina de innovación urbana que colaboró en el proceso de puesta en marcha de Harinera ZGZ, presentará su libro “Escuchar y transformar la ciudad”, sobre urbanismo colaborativo y participación ciudadana. También discurrirán por esta línea los proyectos “Ágora Ciudadana”, “#GestionandoLaAbundancia” o “La Ciudad es para mí”, ciclo de charlas que en esta ocasión traerá hasta Zaragoza un proyecto central en la historia de los espacios comunitarios y el asociacionismo vecinal de Barcelona, el Ateneu 9 Barris.

Desde su vocación de espacio comunitario, otra de las iniciativas novedosas que ofrecerá Harinera ZGZ en este cuatrimestre será la puesta en marcha de “Taller abierto”, proyecto gracias al cual cualquier persona que necesite ayuda en la reparación o rediseño de un mueble o prototipo podrá acudir en busca de colaboración para conseguirlo.

Junto a todas estas propuestas, las personas interesadas en el arte textil, la artesanía, la fabricación colaborativa, la fotografía, las artes plásticas, las culturas ciclistas, el cómic o el audiovisual a buen seguro encontrarán propuestas diferentes para poder experimentar de primera mano estas disciplinas y mancharse las manos. Toda la información sobre las actividades está disponible en el boletín impreso, en la propia Harinera y en diferentes centros y espacios culturales de toda la ciudad, y en la página web y las redes sociales de Harinera ZGZ.

 

UN 2018 EN CLAVE NACIONAL E INTERNACIONAL

Más allá de la oferta de actividades, la gran singularidad de Harinera ZGZ es haberse convertido en el primer espacio cultural público del país gestionado de manera compartida entre ciudadanía y administración.

Esta singularidad ha supuesto que, durante 2018, numerosas instituciones públicas y privadas de toda España hayan seguido interesándose por este novedoso modelo, hasta alcanzar desde su apertura un total de más de 30 presentaciones en jornadas y encuentros principalmente relacionados con cultura, participación y patrimonio, en más de 20 ciudades. Interés que ha traspasado fronteras, y que ha llevado a que en el año que cierra Harinera ZGZ diera el salto internacional se presentara en el Centro Cultural de España en Montevideo (Uruguay) y en el Premier Forum des Métropoles Culturelles Européennes, celebrado en Toulouse (Francia). El reconocimiento de esta apuesta por la cultura comunitaria también sirvió para situar Harinera como primer proyecto cultural aragonés que aparece en el ranking nacional anual del observatorio de cultura de la Fundación Contemporánea, o a la obtención del Premio TQC, otorgado por la agencia de comunicación Cultproject y la Oficina del Parlamento Europeo en España.

Como desde su puesta en marcha, la participación en la gestión de Harinera ZGZ sigue abierta a cualquier persona que pudiera estar interesada. Para incorporarse a él, las interesadas pueden acudir a una de las jornadas de bienvenida en las que, el primer jueves de cada mes, las personas que conforman el Colectivo Llámalo H explican a fondo este singular modelo asambleario y sus pormenores.

 

NUEVOS PROYECTOS RESIDENTES

El inicio de 2019 ha traído consigo la incorporación de los cuatro nuevos proyectos residentes que resultaron seleccionados en el marco de la convocatoria pública de residencias temporales de Harinera ZGZ. La Escuela de Circo Social de Zaragoza, el proyecto Culturas Ciclistas Femenino Plural de La Ciclería, el estudio de diseño y comunicación La Dársena -que continúa después de haber sido seleccionado en la primera convocatoria- y los proyectos de fotografía, maquillaje y alfabetización visual Tropolab, Visaje y Chabi Foto – que comparten espacio- se unen así a los proyectos que solicitaron dos años de residencia en la primera convocatoria, y que continuarán hasta finales de 2019: La Fabricadora, Pixel y Pincel, Pares Sueltos, Neme Mata, Mottainai ZGZ, Laura Guarnieri y Orquesta Escuela.

A la convocatoria concurrieron en esta ocasión un total de once proyectos, cifra que evidencia la existencia de demanda de espacios de producción cultural en la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s